El servicio público de bicicletas de San Vicente del Raspeig, Bicisanvi, puede con todo. Aguantó con fortaleza al masivo cierre de centenares de servicios por toda España durante la anterior crisis (Alicante y El Campello como algunos casos cercanos) y ahora resiste al descenso de la movilidad, sobre todo a la Universidad, originado por la covid. Las altas en Bicisanvi pueden tramitarse en: https://web.bicisanvi.es/como-darse-de-alta/

La actuación inicial, quefue pionera en la Comunidad Valenciana, se llevó a cabo en el año 2007. En la actualidad y tras sucesivas ampliaciones, el sistema consta de 9 estaciones con 136 aparcamientos, ubicados en los principales centros de movilidad, y 90 bicicletas que dan servicio a la ciudad.

Tras la implantación de 2007, los servicios de préstamo de bicicletas municipales proliferaron de manera considerable en otros municipios del entorno, de la Comunidad Valenciana y en el resto de España. No obstante, muchos de ellos se han ido abandonando por diversas dificultades y problemas: falta de financiación, diseño inadecuado del sistema por la tipología de municipio, tecnología inadecuada, etc. En San Vicente del Raspeig, el sistema se ha mantenido en funcionamiento desde su puesta en marcha y está totalmente consolidado su uso, creciendo de manera progresiva el número de usuarios y préstamos.

La concesión del servicio de Bicisanvi se encuentra ahora en situación de prórroga. El responsable municipal de Bicisanvi, el concejal de Medio Ambiente, Alberto Beviá, de Esquerra Unida, indica que el Ayuntamiento ha subido, de 40.000 a 50.000 euros, la cantidad destinada a sufragar los costes del servicio a la empresa que opte al contrato. “Con esta subida confiamos en disponer pronto de un nuevo concesionario para que Bicisanvi siga creciendo y prestando un servicio que desde el área de Medio Ambiente consideramos esencial”.

Nuevas altas

Las nuevas altas en estos inicios de año son similares a las registradas al principio de 2020, antes de la pandemia, muestra de que Bicisanvi también ha resistido al coronavirus (sólo dejó de prestar servicio cuando el confinamiento duro de la pasada primavera) y está en condiciones salir reforzado de esta nueva crisis.

El servicio cerró 2020 con 13.253 préstamos año, con una medida de 1.104 al mes, una cifras más que aceptables teniendo en cuenta que durante cuatro meses Bivisanvi cerró por el confinamiento y de que las clases presenciales en la Universidad han descendido notablemente.

El último Barómetro de la Bicicleta en España detalla que el uso de la bicicleta creció 2 puntos respecto a hace tres años y alcanza valores máximos. Desde 2009, los usuarios de la bicicleta a nivel nacional han aumentado en casi 4,5 millones.

El departamento municipal de Medio Ambiente comparte criterios del Gobierno de España para fomentar el uso de la bici como medio de transporte, entre otros, ampliar las zonas peatonales y ciclistas; establecer corredores en las zonas periurbanas que comuniquen los centros de las ciudades con polígonos industriales, municipios cercanos o campus universitarios; y fomentar aparcamientos seguros para bicicletas en los centros de trabajo y espacios públicos.