Ha incorporado 30 nuevas bicicletas con mejores prestaciones, ha creado una nueva estación y ha modernizado el software de gestión del sistema

El Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig ha logrado una subvención para sufragar una parte de la últimas mejoras que ha implementado en su servicio público de bicicletas, Bicisanvi: la modernización del software de gestión del sistema, la incorporación a la flota de 30 nuevas bicicletas con mejores prestaciones y menor mantenimiento y la creación de una nueva estación.

Se trata de una subvención de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, por la que se convocan ayudas a los municipios para potenciar proyectos de lucha contra el cambio climático. El Ayuntamiento ha obtenido 23.638 euros de la inversión total en la mejora del servicio, que ha superado los 78.000 euros.

El concejal de Medio Ambiente, Alberto Beviá (Esquerra Unida), ha destacado que Bicisanvi es ya “un servicio imprescindible en una ciudad que apuesta claramente por la movilidad sostenible”. Para desplazamientos por el término municipal, el regidor anima a la ciudadanía al uso bicicleta en detrimento de los vehículos a motor. “Por salud individual y por salud ambiental de la ciudad y del planeta es del todo recomendable moverse en bici”, ha dicho. Es muy destacable la reducción de las emisiones de CO2 registrada gracias a este servicio, contribuyendo directamente a la mejora del Medio Ambiente. Con 30.000 kilómetros recorridos a través de Bicisanvi en vez de vehículos a motor se dejan de emitir a la atmósfera 4,8 toneladas de CO2.

Desde la implantación de las primeras estaciones de préstamo de Bicicletas en 2007, el software y la tecnología de los sistemas electrónicos y de comunicaciones ha sufrido importantes avances y mejoras, existiendo en la actualidad tecnología más fiable y de menor coste de mantenimiento, por lo que era necesaria su actualización y mejora para que el sistema funcionara con fiabilidad. De la misma forma, los equipos informáticos alojados en las estaciones que se instalaron inicialmente van quedando obsoletos, por lo que también ha sido necesaria su reposición progresiva. Por otra parte, aunque la implantación del sistema cubría gran parte del casco urbano del municipio, había zonas en las que era recomendable la instalación de una nueva estación, con el fin de dar servicio a la mayor parte posible del mismo.

90 bicicletas y 9 estaciones

Por último, el uso normal de las bicicletas y su degradación por el paso del tiempo, así como los actos de vandalismo, producen un deterioro y una merma en el número de bicicletas “útiles” del sistema que repercuten en una menor disponibilidad de las mismas en las estaciones y, por tanto, en la reducción de préstamos, lo que hacía necesaria la reposición de las mismas. Con la implantación descrita se ha conseguido actualizar el sistema de préstamo con 9 estaciones aparcabicicletas y 90 bicicletas plenamente operativas, incrementándose el número de usuarios y préstamos del servicio.

En la actualidad y tras sucesivas ampliaciones, Bicisanvi consta de 9 estaciones de préstamo/aparcamiento con 136 aparcamientos -ubicados en los centros tractores de movilidad- y 90 bicicletas que dan servicio a la ciudad. Otro objetivo es el de promover la intermodalidad de transportes sostenibles, ubicando estaciones de préstamo en el entorno de otros medios de transporte público de viajeros.