Con el objetivo de que el alumnado de Primaria de San Vicente del Raspeig conozca la procedencia de los alimentos, el medio natural en el que se cultivan y los beneficios para la salud del consumo de productos naturales, la Concejalía de Medio Ambiente y ocho colegios del municipio han creado una red de huertos escolares ecológicos.

La concejalía de Medio Ambiente está haciendo estos días entrega de material para el cultivo en los ocho colegios que participan en esta red y que ya disponen de sus propios huertos gracias al profesorado implicado en el proyecto: Almazara, Raspeig, Victoria Kent, Santa Isabel, La Huerta, Miguel Hernández,  Jaume I y Juan Ramón Jiménez. Azadas, azadillas, rastrillos, sustrato, capazos, regaderas… y baúles para guardar los aperos ya están en posesión de los colegios para seguir desarrollando sus cultivos.

Para el concejal de Medio Ambiente, Alberto Beviá, de Esquerra Unida, este proyecto municipal permite que “el alumnado aprenda ciencias naturales de forma práctica y empírica, observando cómo se cultivan y crecen las plantas y cómo funcionan los ecosistemas”. Además se tratan temas como la alimentación saludable y de proximidad, explicándoles la importancia de una adecuada alimentación para combatir problemas como la obesidad y otros asociados a la alimentación.

El área de Medio Ambiente explica que el modelo de sociedad actual se ha alejado del mundo rural y del contacto más cercano con la naturaleza. “Nuestros escolares viven rodeados de cemento, hormigón y ladrillo, lo que hace que se pierda la perspectiva de dónde viene lo que nos comemos. A través de este proyecto, los escolares adquieren una mayor sensibilización ante la necesidad de cuidar del medio ambientey de hacer unuso más responsable de los limitados bienes naturales”.

Con este proyecto también se fomenta la cooperación, pues desde el huerto se potencia el trabajo en equipo, fundamental para el desarrollo del proyecto, y se promueve el consumo responsable.